Blog

oct 10th

Casa de Campo

Publicado Por Con 3 Comentarios

UN POCO DE HISTORIA: LA CASA Y YO…

En este artículo del periódico italiano de habla un poco de la historia de “Casa de Campo”. Una finca inicialmente pensada para pasar las vacaciones, mientras era abogado, aún no pensaba realmente vivir dentro de estas colinas que recuerdan la Toscana, pero sin viñas y ubicadas en Colombia.
Poco a poco he aprendido a conocer esta tierra tan rica y fuerte. Una tierra que ahora produce variedad de hortalizas y hasta los tomates que nunca me faltan cuando preparo pastas y platos italianos. La idea fue entonces crear un espacio acogedor, una finca abierta para conocer el campo y sus productos.
Viajando por el mundo he conocido una forma de hospedaje muy interesante: el hostal. El hostal es una forma muy cómoda para viajar: se comparten espacios, se conoce gente, el ambiente es relajado y los precios son accesibles.

Con estos presupuestos se abrieron las puertas a quien deseaba conocer el campo en una manera diferente, un turismo agro-rural en un ambiente dinámico y cosmopolita. En las dulces colinas de la Toscana, se ensayó una manera diferente de entender el turismo.

continua abajo…

 

Mientras las ciudades se hicieron siempre más caóticas, el campo representó la alternativa al caos, a la contaminación y al correr frenético. Unos días de descanso tomando buen vino y comiendo sano y genuino era la nueva frontera del turismo en Italia. Con el agroturismo se experimentó una nueva manera de entender el turismo y se alimentó la cultura de lo que hoy llamamos “orgánico”.
El agroturismo nos trae una idea de auto-sostenibilidad fundamentada en los productos propios de cada finca. Tierra, animales y fuerza humana unidos para que se consuma lo propio y lograr juntos que el producto sea realmente “orgánico”.

La idea de combinar un hostal en un ambiente rural y la connotación de un agroturismo italiano, se concretó durante estos años transcurridos en Santa Elena. La finca, poco a poco, se ha empezado a ampliar con espacios y habitaciones y varios animales empezaron a poblar su territorio. Cada vez menos era el tiempo que dedicaba a la profesión forense en Italia y más el que me ocupaba en cómo mejorar los espacios interiores y exteriores de la finca para que un día pudiera hospedar y transformarse en un hostal.

Mientras el periódico narra la historia del abogado que deja su profesión para ser campesino y vivir el agroturismo, para mí, ésta es la historia de una tierra, de una finca, de unos animales y de un lugar hermoso y cautivante que llamamos Casa de Campo.

Por: STEFANO LURASCHI

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

  1. Lina Rodas
    25 mayo, 2013 at 11:23 AM

    Wow el lugar luce encantador, me gustaría mucho conocerlo, sin duda lo haré pronto!!

    Reply
    • Casa de Campo
      15 diciembre, 2013 at 5:51 PM

      Muchas Gracias, Bienvenida siempre a casa de campo!!

      Reply
  2. Esperanza
    21 julio, 2013 at 5:22 PM

    Un buen granjero¡¡¡

    Reply

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Facebook